EL TIEMPO ENTRE COSTURAS, las mejores frases de la famosa serie

Frases del libro "El tiempo entre costuras" de María Dueñas

Si la famosa serie "El tiempo entre costuras" ha logrado atraer tu atención, seguramente guardarás frases inolvidables en tu memoria. ¿Te gustaría recordarlas? Pues, si es así, te comparto las mejores frases de esta novela histórica, que ha sido llevada a la pantalla con tanta repercusión.

Frases de "El tiempo entre costuras"

"El tiempo entre costuras", libro de María Dueñas, ha llegado a la pantalla en la forma de una serie que ha atrapado a sus seguidores. No es para menos dados los temas que se tratan en esta apasionante historia, que tiene como telón de fondo, nada menos que la guerra civil española. Aquí encontrarás algunas de sus mejores frases sobre el pasado y el destino, la guerra, la vida y el amor.

sobre el amor

La historia de ·"El tiempo entre costuras" gira en torno a la protagonista Sira Quiroga, una joven modista madrileña que se enamora de Ramiro. Lo cierto es que Sira deja Madrid y la costura, para seguir a su amor quien parte hacia Marruecos. Ahí comienza ese "tiempo entre costuras" al que hace referencia el título.

  • "Atracción, duda y angustia primero. Abismo y pasión después".
  • "Hablaba con complicidad, con cercanía, como si me conociera: como si su alma y la mía llevaran esperándose desde el principio de los tiempos".
  • "Y entonces me besaba y yo creía bailar al filo del desmayo.".
  • "Me deseaba, me veneraba tal cual era y se aferraba a mí como si mi cuerpo fuera el único amarre en el vaivén tumultuoso de su existir".
  • "Uno de los efectos del enamoramiento loco y obcecado es que anula los sentidos para percibir lo que acontece a tu alrededor. Corta al ras la sensibilidad, la capacidad para la percepción. Te obliga a concentrar tanto la atención en un ser único que te aísla del resto del universo, te aprisiona dentro de una coraza y te mantiene al margen de otras realidades aunque éstas transcurran a dos palmos de tu cara".
  • "Cada vez había menos susurros, menos alusiones a todo lo que hasta entonces le había encantado de mí".
  • "Las mujeres distinguimos perfectamente cuándo un hombre nos mira con interés y cuándo, sin embargo, lo hace como el que ve un mueble".
  • "Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, pero, también la estupidez para amarlos a ellos".
  • "Una empieza a curarse cuando el primer pensamiento de la mañana ya no es para él".
  • "Alguien con quien recorrer el resto de mi vida adulta sin tener que despertar cada mañana con la boca llena de sabor a soledad. No me llevó a él una pasión turbadora, pero sí un afecto intenso y la certeza de que mis días, a su lado, transcurrirían sin pesares ni estridencias, con la dulce suavidad de una almohada".
  • "Su amor me hizo fuerte para soportar la soledad".

sobre el destino

El destino que no siempre es arbitrario, sino las más de las veces producto de lo que se hace o deja de hacer con las circunstancias que la vida depara, es un tema recurrente que regresa una y otra vez a las reflexiones de esta intensa novela histórica.

  • "Pero ahora sé que el destino es la suma de todas las decisiones que tomamos en nuestra vida".
  • "A veces la suerte se encarga de tomar las decisiones por nosotros".
  • "En cualquier momento y sin causa aparente, todo aquello que creemos estable puede desajustarse, desviarse, torcer su rumbo y empezar a cambiar".
  • "A lo largo de los años hubo muchos momentos en los que el destino me preparó quiebros insospechados, sorpresas y esquinazos imprevistos que hube de afrontar a matacaballo según fueron viniendo. Alguna vez estuve preparada para ellos; muchas otras, no".
  • "Una máquina de escribir reventó mi destino".
  • "Nuestros destinos pudieron ser éstos o pudieron ser otros del todo distintos porque lo que de nosotros fue en ningún sitio quedó recogido. Tal vez ni siquiera llegamos a existir. O quizá sí lo hicimos, pero nadie percibió nuestra presencia. Al fin y al cabo, nos mantuvimos siempre en el envés de la historia, activamente invisibles en aquel tiempo que vivimos entre costuras".
  • "Cómo podríamos ser conscientes de que con aquel acto tan simple, con el mero hecho de avanzar dos o tres pasos y traspasar un umbral, estábamos firmando la sentencia de muerte de nuestro futuro en común y torciendo las líneas del porvenir de forma irremediable".
  • "La fortuna es de los valientes".
  • "La normalidad no estaba en los días que quedaron atrás: tan sólo se encontraba en aquello que la suerte nos ponía delante cada mañana".
  • "Cada una a su manera y en su mundo, las dos pertenecían a una estirpe de mujeres valientes y luchadoras, capaces de abrirse paso en la vida con lo poco que la suerte les pusiera por delante. Por mí y por ellas, por todas nosotras, tenía que pelear para que aquel negocio saliera a flote".
  • "Cuando uno emprende un cambio así, debe hacerlo con sueños y esperanzas, con ilusiones. Irse sin ellos es sólo escapar, y yo no tengo intención de huir a ningún sitio; prefiero quedarme aquí y enfrentarme de cara a lo que venga".

sobre la guerra civil

En medio de este tiempo entre costuras estalla la guerra, casi sin que los personajes se den cuenta, la guerra se convierte en el escenario en el que se desarrolla la historia. Un telón de fondo que se impone por sobre los protagonistas.

  • "Madrid andaba convulso y frenético, la tensión política impregnaba todas las esquinas".
  • "Tú no sabes lo que es vivir en guerra, Sira. Tú no te has despertado un día y otro con el ruido de las ametralladoras y el estallido de los morteros. Tú no has comido lentejas con gusanos mes tras mes, no has vivido en invierno sin pan, ni carbón, ni cristales en las ventanas. No has convivido con familias rotas y niños hambrientos. No has visto ojos llenos de odio, de miedo, o de las dos cosas a la vez. España entera está arrasada, nadie tiene fuerzas para soportar de nuevo la misma pesadilla. Lo único que este país puede hacer ahora es llorar a sus muertos y tirar hacia delante con lo poco que le queda".
  • "Pero aquí hace falta mucho más que eso: con levantar el puño, odiar al que tienen por encima y cantar La Internacional van a arreglar poco; a ritmo de himnos no se cambia un país. Razones para rebelarse, desde luego, tienen de sobra, que aquí hay hambre de siglos y mucha injusticia también, pero eso no se arregla mordiendo la mano de quien te da de comer. Para eso, para modernizar este país, necesitaríamos emprendedores valientes y trabajadores cualificados, una educación en condiciones, y gobiernos serios que duraran en su puesto los suficiente. Pero aquí todo es un desastre, cada uno va a lo suyo y nadie se ocupa de trabajar en serio para acabar con tanta sinrazón.".
  • "Tenemos que ayudar. Tú, yo, todos, cada uno en la medida de sus posibilidades. Tenemos que aportar nuestro grano de arena para que esta locura no siga avanzando.".
  • "Resultaba difícil creer que de aquel ambiente hubiera surgido apenas unas semanas atrás lo que se intuía como una guerra civil".
  • "Con un cóctel en una mano y un cigarrillo en la otra, cómodos, relajados, hospitalarios y cariñosos. Como si nada pasara; como si en España no siguieran matándose entre hermanos y Europa no anduviera ya calentando motores para la peor de sus pesadilla".
  • "Nadie es quien solía ser después de una guerra como la nuestra.".

sobre el pasado

Sin duda, como el tiempo, el mundo también ha cambiado entre costuras y el pasado vuelve, a veces como algo gratificante, otras, como algo a superar o mejor olvidar.

  • "Nunca habría podido imaginar que la sensación de volver a tener una aguja entre los dedos llegara a resultar tan gratificante".
  • "Cuando volvieron a enfrentarse juntos a aquel testimonio del ayer, él se volvería hacia un balcón para no mirarla a la cara y ella apretaría las muelas para no llorar frente a él".
  • "El mar me trajo aquella mañana sensaciones olvidadas entre los pliegues de la memoria: la caricia de una mano querida, la firmeza de un brazo amigo, la alegría de lo compartido y el anhelo de lo deseado".
  • "Transitábamos como si no hubiera un ayer ni un mañana. Como si tuviéramos que consumir el mundo entero a cada instante por si acaso el futuro nunca quisiese llegar".
  • "Al cabo de los días, cuando se me secaron los ojos porque ya no quedaba más capacidad de llanto dentro de mí, como en un desfile de ritmo milimétrico empezaron a llegar a mi cama los recuerdos".
  • "Esta fue mi historia o al menos así la recuerdo, barnizada tal vez con la pátina que las décadas y la nostalgia dan a las cosas".
  • "La normalidad no era más que lo que mi propia voluntad, mi compromiso y mi palabra aceptaran que fuera y, por eso, siempre estaría conmigo. Buscarla en otro sitio o quererla recuperar del ayer no tenía el menor sentido".

sobre la vida

En definitiva, el tiempo entre costuras es en el que transcurre la vida de estos personajes en los que se mezcla, el amor, la codicia, la incertidumbre, la soledad, el miedo, en resumidas cuentas, la vida misma.

  • "Desgraciadamente en esta vida no importa lo que eres, sino lo que pareces".
  • "En mi mundo la lealtad es un arma de doble filo, espero que tener un buen corazón no sea su perdición".
  • "Aquel que no come se deja comer".
  • "Por muy duros que fueran los tiempos, jamás se fue de su lado el optimismo con el que apuntaló todos los golpes y al que se acogió para ver siempre el mundo desde el lado por el que el sol luce con más claridad".
  • "La rectitud y la honradez eran conceptos hermosos, pero no daban de comer, ni pagaban las deudas, ni quitaban el frío en las noches de invierno".
  • "Yo no tenía adónde ir, así que cualquier sitio era tan malo como cualquier otro. O peor".
  • "La vida nos tumba muchas veces pero hay segundas oportunidades y lo mejor está por llegar".
  • "Me abrí paso ente el trasiego recibiendo constantes miradas masculinas. No recordaba haber sido objeto ni de una cuarta parte de ellas en los meses anteriores, cuando mi imagen era la de una joven insegura de pelo recogido en un moño sin gracia, que caminaba con flojera arrastrando la ropa y las heridas de un pasado que intentaba olvidar".
  • "Los escasos diez o quince minutos que duró el trayecto me fueron suficientes para absorber las formas, descubrir los olores y aprender los nombres de algunas de las presencias con las que a diario habría de convivir en aquella nueva etapa de mi vida.".
  • "Si existe la justicia divina en mi conciencia queda la tranquilidad de saber que, entre lo que yo a ti te hice y lo que después a mi me hicieron, la balanza está más que equilibrada".
  • "A mí no me instruyeron en nada, ni me prepararon, ni me protegieron: a mí simplemente me arrojaron desnuda a un mundo de lobos hambrientos".

Más frases de series famosas

Si te gustan las series, a continuación encontrarás más frases de otras series famosas que quizás sean de tu interés.

  • De Friends. Sin duda, Friends ha sido una de las series más famosas y que más seguidores ha cosechado. Si quieres recordarla a través de las frases de tus personajes favoritos, no tienes más que seguir el enlace anterior.
  • De The Office. Otra serie que quizás te haya atrapado es The Office. Vuelve a reir con sus mejores frases y recuerda sus más divertidos episodios.
  • De Breaking Bad. Por último, si has seguido los episodios de Breaking Bad, no te pierdas este recopilatorio de sus frases. Siempre es bueno recordar las escenas a través de ellas.

¿Qué frases de El tiempo entre costuras buscas?

De amor

1/0

De la guerra civil

Del destino

1/0

Del pasado

1/0

De la vida

¿Qué otras frases de esta serie te interesan?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "EL TIEMPO ENTRE COSTURAS, las mejores frases de la famosa serie"

Comenta en Google+