Ascender en el trabajo

Historia real de control mental para el progreso laboral

Esta es la historia real de una empleada que logró cambiar de trabajo y ascender en su nuevo empleo, gracias a la aplicación de ejercicios y técnicas del método Silva de control mental, que le permitieron aumentar su rendimiento laboral e incrementar sus ganancias. Conoce su relato de cómo consiguió el éxito en el trabajo.

Esta historia de cambio de trabajo y vertiginoso ascenso en el nuevo empleo es real y pertenece a Paulette T. de Okahoma, alguien que fue durante años peinadora, antes de conseguir su empleo de cobradora en la oficina del Hospital St. Anthony.

Como ella señala, la única relación que guardan ambas actividades es que ambas tratan con la gente. Este dato es importante porque a menudo nuestras dificultades residen en que no sabemos tratar con los demás. Empezó a trabajar en el hospital como empleada en la oficina de altas. Difícil posición en la que debía cobrar a los pacientes dados de alta, lo que el seguro no cubría.

Después de familiarizarse con el método Silva, empezó a usar la Técnica del Espejo de la Mente y a representarse a cada paciente rodeado de amor. Luego se veía a sí misma pidiéndole al paciente que diera lo que fuera que ella necesitaba, para completar el alta. La mayoría de los pacientes respondían con amabilidad y cooperación. Como resultado, sus cobros empezaron a aumentar y consiguió un ascenso a cobradora.

Como cobradora su trabajo consistía en cobrar dinero, después de que todos los seguros y beneficios habían sido pagados y el paciente había dejado el hospital. La mayoría de sus cobros se hacían por teléfono y tenía que estar preparada, para manejar muchas situaciones diferentes.

Cada vez que tomaba el teléfono para llamar sobre una cuenta, usaba la Técnica del Espejo de la Mente. En un espejo con marco azul, se representaba a sí misma revisando el expediente, viendo el problema de la cuenta pendiente. Luego se representaba la solución a la izquierda en un espejo de marco blanco, cualquier cosa que pudiese ser necesaria, para completar el expediente de ese paciente y hacer que su cuenta fuese pagada en su totalidad. Conservaba esta solución enmarcada en blanco en su mente, todo el tiempo que estaba en el teléfono. La ayudaba para decir las palabras adecuadas al paciente y hacer que él quisiese pagar su cuenta y se sintiese bien al respecto.

Sin tener experiencia previa, se convirtió en la mejor cobradora. A tal punto, que recibió un nuevo ascenso. Si Paulette pudo, ¿por qué tú no? Tú también puedes lograr un mejor empleo y generar riquezas, sólo tienes que intemtarlo.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Ascender en el trabajo"

Comenta en Google+