Trabajar bajo presión

Motivación laboral en el trabajo bajo presión

¿Se puede trabajar bajo presión?, ¿hasta que punto la presión laboral constituye una motivación para el trabajo y cuando deja de ser efectiva?, ¿cuánta presión laboral es admisible para no afectar el rendimiento en el trabajo? Estos y otros interrogantes ponen en el tapete la importancia de la motivación laboral, para el buen funcionamiento de las empresas y organizaciones.

Trabajo bajo presión ¿Trabajas bajo presión?, ¿cómo puedes determinar si el nivel de presión laboral no interfiere en tu rendimiento en el trabajo? Trabajar bajo presión no es una virtud, aún cuando sea una capacidad frecuentemente requerida, en las ofertas de trabajo.

Pero, ¿qué es el trabajo bajo presión? La definición puede resultar bastante subjetiva, no obstante, existe un test capaz de determinar si estás siendo objeto de presión en el trabajo. Básicamente, se trata de ser capaz de trabajar y resolver de forma satisfactoria, las actividades desarrolladas, aún ante circunstancias totalmente adversas.

Por otra parte, cierto grado de presión es inherente a toda tarea que se realiza con una considerable responsabilidad y se relaciona, directamente, con la incertidumbre por el logro o no de los objetivos planteados. Sin embargo, se corre el riesgo de terminar como Juan sin tiempo, gobernados por la prisa, la presión laboral y el abandono de otros aspectos de la existencia.

Cabe preguntarse ¿hasta qué punto colaboramos en generar la situación de trabajo bajo presión?, ¿cómo evitar que la adicción al trabajo nos arruine la vida? La respuesta puede parecer sencilla, simplemente ¡desconéctate!, aunque quizás, no sea tan fácil lograrlo. Aprender a desconectarse es fundamental para combatir el estrés, que trae aparejado la presión prolongada.

Algunos líderes y empresarios entienden la presión como un método para aumentar la productividad o rentabilidad de sus empleados, corriendo el riesgo de perder el contacto con la inteligencia emocional, de tal modo, no sólo no consiguen mejorar el rendimiento en el trabajo, sino que lo empeoran. Más allá de la inteligencia emocional, hay que considerar la Inteligencia social, cualidad del éxito empresarial, sin la cual no se logra ejercer un liderazgo efectivo.

Para saber cómo enfrentarse a situaciones laborales difíciles, soluciones basadas en la inteligencia emocional, te pueden ayudar a salir airoso de situaciones de trabajo bajo presión, para recuperar y conservar la motivación laboral perdida.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Hebe Bravo


Apasionada de la comunicacion y las artes plásticas. Puede abordar cualquier tema, aunque su fuerte son las Manualidades.

Sígueme en Google+


3 Comentarios en "Trabajar bajo presión"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

¡Cargando los comentarios!
Alicia Martín

a todos nos sucede en cualquier situación: en la escuela, en la casa, en la oficina, nos presionamos de tal forma que queremos terminar con todos nuestros pendientes al mismo tiempo, y desde nuestro lugar de trabajo estamos pendientes de esto por lo que nos desconcentramos. se ha convertido esta situación es algo tan cotidiano que no reparamos en las consecuencias, por ejemplo insomnio, dolor de cabeza, mal humor, etc.

JRosario

Porque actualmente estoy pasando por esta situacion en mi empleo donde llevo mas de 25 a-nos

Armando Ramirez Rangel

Si, me gustaria recibir comentarios sobre este tema, no estoy de acuerdo en esta frase "aqui se trabaja bajo presión"


Escribe tu comentario en "Trabajar bajo presión"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://crecimiento-personal.innatia.com/c-mobbing-en-el-trabajo/a-trabajar-bajo-presion.html