Cómo evitar que la adicción al trabajo nos arruine la vida

Enganchados al trabajo. Este problema no es para tomarlo a la ligera.

Salud laboral: Hay quien vive el trabajo como una adicción. ¿Es tu caso? Aprende a desconectar...

Estar enganchado al trabajo es un problema serio que afecta a nuestra vida personal, si no sabemos ponerle remedio con la antelación suficiente, ya que cuando se convierte en hábito, la solución se complica.

Aprender a desconectar es una de las tareas preventivas más importantes para evitar situaciones de estrés que afecten a nuestra vida cotidiana. La adicción al trabajo puede convertirse en un problema de difícil solución ya que por lo natural, a mayores atribuciones y responsabilidades en el trabajo, mayor dedicación y por tanto, mayores posibilidades de quedar enganchado en un círculo vicioso.

El peligro más evidente se encuentra en esas personas obsesionadas con trabajar más y que son incapaces de desconectar de sus preocupaciones laborales cuando están fuera del centro de trabajo. Al final, acaban careciendo de vida interior, descuidando otras obligaciones familiares o personales y que, finalmente, acaban mostrando conductas patológicas que se agudizan con el paso del tiempo.

A pesar de que, cada día, este mal se extiende notablemente en la sociedad, todavía no tiene un nombre único o aceptado comúnmente por los profesionales. Sin embargo, se ha popularizado el término "workaholic", algo así como "alcohólico del trabajo", mientras que en nuestro país, podemos encontrar términos como "laboradicto" o "currópata". Este problema, cada vez más común, influye en la vida cotidiana de forma, en ocasiones, irreversible. En muchas ocasiones, la adicción al trabajo podría estar detrás de un gran número de separaciones y divorcios, que han provocado la ruina de muchas familias, aparentemente estables.

Otra consecuencia de esta adicción es la aparición de enfermedades físicas y psicosomáticas. Para evitar llegar a esto debemos fijar unas horas para la familia y no interrumpirlas bajo ningún concepto. En el trabajo, llamaremos a casa con frecuencia para estar conectados con lo que allí sucede y aprenderemos a delegar en el trabajo. Practicaremos deporte y respetaremos las horas de sueño. Si todo esto no da resultado, siempre podemos buscar ayuda profesional, antes que anular nuestra vida por una remuneración o un reconocimiento, que no nos garantiza la satisfacción.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo evitar que la adicción al trabajo nos arruine la vida"

Comenta en Google+