Reglas de oro para encontrar la felicidad

Necesito mi hormona de la felicidad: Endorfinas. No dejes que el estrés acabe con tus finanzas personales gastando frecuentemente en médicos, aprende a combatirlo.

Los estudios médicos más recientes comienzan a otorgar cierta relevancia al papel que nuestra psique juega en muchas dolencias consideradas, en principio, como meramente físicas. Con tal concepto como cierto, no resulta descabellado pensar que la dirección opuesta es igualmente válida: nuestro equilibrio psicológico, si no emocional, puede tener su eco en un componente físico… si no como único protagonista, al menos sí como un actor destacado.

Esto nos lleva a enfrentarnos con la denominada hormona de la felicidad: la endorfina. Y es que su concurso parece estar directamente relacionado con la aparición de trastornos emocionales, tales como la depresión y, de hecho, la combinación de una rutina, entorno y predisposición potencialmente estresantes pueden provocar una actividad descontrolada –tanto por exceso como por defecto- de esta hormona y, como consecuencia de ello, desembocar en serios trastornos emocionales.

Los episodios depresivos parecen tener una relación razonablemente directa con la carencia o producción insuficiente de endorfinas. Por tanto, casi podríamos asegurar que nuestra meta debe estar fijada en la consecución de una buena "dosis" de endorfinas para evitar tales episodios.

Cierto tipo de actividades favorecen la producción de endorfinas en mayores cantidades: cualquier tipo de ejercicio físico –ya sea aeróbico o anaeróbico-, el sexo –tanto en pareja como en solitario-, escuchar música e incluso un paseo son actividades que contribuyen y mucho a liberar endorfinas suficientes para evitar la fatiga, la depresión, la ansiedad y el estrés.

Los entornos y terapias naturales, así como diversas técnicas y disciplinas de relajación como el yoga, el tai-chi, mesoterapia, etc., son muy indicados en este sentido por cuanto que, además, no presentan necesariamente una asunción de esfuerzo o consecuente cansancio o molestias derivadas de su práctica.


1 Comentario en "Reglas de oro para encontrar la felicidad"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

lucias suarez dijo esto el 21 de ...

dije esto...nada mas seee...espero que les sirva de algo a mi me sirvio muchoo...x.jeee.jaa-obeja...naaaaa....x.juuuu.bueno.xx.naaa.mi numero 15678904

0

21 de mar, 2013 - 21:12:18

Escribe tu comentario en "Reglas de oro para encontrar la felicidad"

Comenta en Google+