8 Poemas para la mujer en su día

Versos para una mujer hermosa

Los poemas para la mujer pueden ser tan sólo uno de los regalos para felicitar a las mujeres en su día. No importa qué lugar ocupe ella en tu vida, siempre es bueno recordar lo importante que es en tu vida y su rol en la sociedad (que es lo que el 8 de marzo conmemora).

Se dice que las mujeres son muy románticas y disfrutan de los poemas para la mujer, pero no estos versos no sólo son de amor y romanticismo. Hay poemas hermosos para una mujer que también reconocen sus derechos y hasta están escritos por ellas mismas. Leerlos es una excelente forma de comprenderlas y compartir sus experiencias, por eso hoy tendrás la oportunidad de conocer los mejores poemas para la mujer para el 8 de marzo o el día que prefieras.

Los mejores poemas para una mujer

Cada 8 de marzo se conmemora el día de la mujer, aunque hoy en día se lo toma como un día romántico, muchas personas ni siquiera saben qué pasó ese día.

En 1914 la ONU dictaminó que el 8 de marzo es el día de la mujer. Este día se conmemora el incendio de una fábrica en 1911, en Estados Unidos donde murieron muchas mujeres. A partir de este terrible accidente se movilizaron muchas damas reclamando sus derechos, lo que generó un gran movimiento femenino que tuvo un auge en los 60s pero sigue en pie aun en nuestros días. Porque lamentablemente aun queda mucho por conseguir.

Una forma de apoyar esta gran lucha es elegir trabajos hechos por mujeres y respetarlos de la misma forma que un hombre, un ejemplo es la poesía para mujeres hecha por ellas que podrás leer más adelante.

También puedes dedicar poemas a las mujeres para reconocer trabajo, no importa si es en el hogar, como madre, en una oficina o donde sea, a todos nos gusta ser reconocidos, queridos y apoyados. Además claro, también puedes dedicar poemas de amor para mujeres a tu pareja o la persona que te gusta y quieres conquistar.

Versos para una mujer

Si buscas un poema para una gran mujer podrás elegir entre estos versos para una mujer. Léelos y elige el que te parezca que mejor representa a la mujer que quieres dedicarle o bien el que más te guste para compartir en las redes sociales con algunos versos para la mujer en su día.

Amor prohibido -César Vallejos

¡Subes centelleante de labio y de ojeras¡
Por tus venas subo, como un can herido
que busca el refugio de blandas aceras.

¡Amor, en el mundo tú eres un pecado!
Mi beso en la punta chispeante del cuerno
del diablo; ¡mi beso que es credo Sagrado¡

Espíritu en el horópter que pasa
¡puro en su blasfemia!
¡el corazón que engendra al cerebro!
que pasa hacia el tuyo, por mi barro triste.
¡Platónico estambre
que existe en el cáliz donde tu alma existe!

¿Algún penitente silencio siniestro?
¿Tú acaso lo escuchas? ¡Inocente flor!
…Y saber que donde no hay un Padrenuestro,
el Amor es un Cristo Pecador!

Sin nombre -Mario Benedetti

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte
tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte
tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte
o sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

La mujer que camina -Basilio Sánchez

La mujer que camina delante de su sombra.
Aquella a quien precede la luz como las aves
a las celebraciones del solsticio.
La que nada ha guardado para sí
salvo su juventud
y la piedra engarzada de las lágrimas.

Aquella que ha extendido su pelo sobre el árbol
que florece en otoño, la que es dócil
a las insinuaciones de sus hojas.

La mujer cuyas manos son las manos de un niño.
La que es visible ahora en el silencio,
la que ofrece sus ojos
al animal oscuro que mira mansamente.

La que ha estado conmigo en el principio,
la mujer que ha trazado
la forma de las cosas con el agua que oculta

Poemas de mujeres

(poner poemas de autoras femeninas)
Hay muchos poemas de mujeres escritos por ellas, con sus sensaciones y pensamientos. Disfruta de la mejor poesía de mujeres y de paso expande tu conocimiento y comienza a descubrir la vasta obra de las poetizas que si bien son reconocidas, a veces no es lo suficiente.

Elige entre estos poemas hacia la mujer para reconocer su trabajo, compartir en tus redes o regalar en día de la mujer y sacar una sonrisa, ganar un abrazo o un beso.

Y Dios me hizo mujer -Gioconda Belli

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.

Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.

Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
codo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.

Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

Yo no tengo soledad -Gabriela Mistral

Es la noche desamparo
de las sierras hasta el mar.
Pero yo, la que te mece,
¡yo no tengo soledad!

Es el cielo desamparo
si la luna cae al mar.
Pero yo, la que te estrecha,
¡yo no tengo soledad!

Es el mundo desamparo
y la carne triste va.
Pero yo, la que te oprime,
¡yo no tengo soledad!

Gracias a la vida- Violeta Parra

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído, que en todo su ancho
graba noche y día; grillos y canarios.
martillos, turbinas, chubascos
y la voz tan tierna de mi enamorado.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano y luz, alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió el corazón, que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto;
así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes, que es el mismo canto,
y el canto de todos, que es mi propio canto.

Alma desnuda -Alfonsina Storni

Soy un alma desnuda en estos versos,
Alma desnuda que angustiada y sola
Va dejando sus pétalos dispersos.

Alma que puede ser una amapola,
Que puede ser un lirio, una violeta,
Un peñasco, una selva y una ola.

Alma que como el viento vaga inquieta
Y ruge cuando está sobre los mares,
Y duerme dulcemente en una grieta.

Alma que adora sobre sus altares,
Dioses que no se bajan a cegarla;
Alma que no conoce valladares.

Alma que fuera fácil dominarla
Con sólo un corazón que se partiera
Para en su sangre cálida regarla.

Alma que cuando está en la primavera
Dice al invierno que demora: vuelve,
Caiga tu nieve sobre la pradera.

Alma que cuando nieva se disuelve
En tristezas, clamando por las rosas
Con que la primavera nos envuelve.

Alma que a ratos suelta mariposas
A campo abierto, sin fijar distancia,
Y les dice libad sobre las cosas.

Alma que ha de morir de una fragancia,
De un suspiro, de un verso en que se ruega,
Sin perder, a poderlo, su elegancia.

Alma que nada sabe y todo niega
Y negando lo bueno el bien propicia
Porque es negando como más se entrega,

Alma que suele haber como delicia
Palpar las almas, despreciar la huella,
Y sentir en la mano una caricia.

Alma que siempre disconforme de ella,
Como los vientos vaga, corre y gira;
Alma que sangra y sin cesar delira
Por ser el buque en marcha de la estrella.

La construcción de un sueño -Dulce Chacón
Siempre hay tiempo para un sueño.

Siempre es tiempo de dejarse llevar por una
pasión que nos arrastre hacia el deseo.

Siempre es posible encontrar la fuerza
necesaria para alzar el vuelo y dirigirse hacia
lo alto.

Y es allí, y solo allí, en la altura, donde
podemos desplegar nuestras alas en toda su
extensión.

Solo allí, en lo más alto de nosotros mismos,
en lo más profundo de nuestras inquietudes,
podremos separar los brazos, y volar.

Si te gustaron estos poemas para hacia la mujer no dejes de mirar y compartir este video hecho especialmente para ti con las mejores frases para ellas.

Otros versos para una mujer hermosa

Si te gustaron estos poemas poemas para una hermosa mujer ya es hora de que comiences a conocer más obras literarias interesantes. Hay muchos otros versos para una mujer hermosa que puedes disfrutar, compartir y obsequiar a tus mujeres preferidas.

  • Frases bonitas. Si quieres hacer una carta o un pequeño presente puedes optar por frases cortas pero llenas de belleza para dedicarle a tu novia, amiga, compañera, madre o amiga.
  • Frases de mujeres famosas. Es difícil no ser famoso o reconocido y que tus palabras lo sean, pero sin dudas hay grandes mujeres que han dejado interesantes palabras para la posteridad, ya sean científicas, actrices o escritoras.
  • Frases del día de la mujer. Y cómo no recomendar las mejores frases para le día de la mujer, así no te quedas sin palabras en este día tan especial para el género femenino.

¿Usarás algun poema para dedicar en el día de la mujer?

Gráfico de la encuesta: ¿Usarás algun poema para dedicar en el día de la mujer?

Si

9/0

No

1/0

Quizas

2/0

¿Cuál te gustó más?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "8 Poemas para la mujer en su día"

Comenta en Google+