Biblioterapia: características de la lectura de autoayuda

Libros que sanan

Desde hace algunos años, es notoria la proliferación de libros de autoyuda, superación personal y crecimiento psico-espiritual. Se ha denominado "biblioterapia" a la labor, por demás encomiable, de redactar y leer textos con fines terapéuticos. Así, el libro se convierte en una experiencia de intimidad en que el lector y el escritor abonan el terreno de la autoexploración psicológica. Conoce algunos libros que ayudan a sortear difíciles coyunturas de la vida y a crecer en sanación, conciencia y sabiduría.

Desde hace algunos años, es notoria la proliferación de libros referidos a la autoyuda, la superación personal y el crecimiento psico-espiritual. Es moneda corriente observar, tanto en nuestro país como en otras muchas naciones, que esta clase de títulos permanecen, de manera prolongada, dentro las listas de libros más vendidos.

Tanto en las vistosas vidrieras de las librerías como en los manteles y tarantines de los vendedores informales, obras de autores como Paulo Coelho, Ernesto Marrero Ramírez, Lair Ribeiro, Wayne Dyer, Deepak Chopra, Camilo Cruz, Carlos Fraga, Maytte, Enrique Barrios o Conny Méndez son el pan nuestro de cada día, y el amplio rango de sus lectores va desde personas humildes con escaso grado de instrucción académica hasta mujeres y hombres con titulación técnica o universitaria.

¿En qué consiste el atractivo de esta clase de obras? ¿Se trata simplemente de una vasta operación de mercadotecnia, vale decir, una novedosa forma de obtener jugosas ganancias a través de la venta de libros? ¿O, de una manera efectiva, estos y otros volúmenes sí cumplen con una función terapéutica y de desarrollo personal?

Por qué es importante la lectura

En 1997, en la inauguración de la Feria del Libro de Austria, el reconocido psiquiatria de ese país, Viktor Frankl, sobreviviente de un campo de concentración de la Alemania nazi y famoso por ser el autor del libro "El Hombre en Busca de Sentido", afirmó que "la literatura moderna no precisa continuar siendo tan sólo un síntoma más de las neurosis de masas de hoy día. Puede contribuir también a la terapéutica. Los escritores que han atravesado el infierno de la desesperación, que han experimentado la aparente carencia de sentido de la vida, pueden ofrecer su sufrimiento, como un sacrificio, en el altar del género humano. Sus revelaciones ayudarán al lector que sufre idéntico estado a superar este último"

Casos emblemáticos de este descenso a los infiernos, y su posterior ascensión al mundo de los esclarecidos, son, aparte del propio Frankl, el brasileño Paulo Coelho, quien estuvo internado tres veces en una clínica psiquiátrica, fue adicto a las drogas y practicante de cultos satánicos; la norteamericana Louise Hay, quien superó un cáncer vaginal; el alemán Eckhart Tolle, autor del libro "El Poder del Ahora", quien estuvo al borde del suicidio; y la estadounidense Marianne Williamson, autora del recordado volumen "Volver al Amor", quien trascendió su adicción a las substancias psicotrópicas.

Frankl, al igual que muchos autores contemporáneos, busca ampliar el rango de acción de la lectura para sacarla de su simple estatus de mero ejercicio intelectual o de entretenimiento masivo, para cumplir una función curativa en los planos psicológico y espiritual. Describe un hecho que ha venido ocurriendo en nuestra vida contemporánea: la necesidad de buscar respuestas profundas a los aspectos esenciales de la existencia. Respuestas que, en algunos casos, han dejado de ofrecer las instituciones formales dedicadas a la formación ética, política, moral y religiosa.

La función curativa de la lectura

A esta labor, por demás encomiable, de redactar y leer textos con fines terapéuticos se le ha denominado "biblioterapia", palabra compuesta por los vocablos griegos "Biblio" libro, y "terapia" que significa cura o restablecimiento.

Las personas que se han dedicado a escribir este tipo de materiales son aquellas que desde la profundidad de la sanación y el desarrollo humano han logrado salir airosas de diversos atascos mentales, emocionales y afectivos con la finalidad de compartir sus experiencias con los lectores. Así, el libro se convierte en una experiencia de intimidad en que el lector y el escritor abonan el terreno de la autoexploración psicológica.

De esta manera, con la lectura reducimos nuestra sensación de aislamiento, de separación con los demás, para identificarnos plenamente con las miserias y triunfos del género humano. Nos convertimos en compañeros de viaje de verdaderos gigantes de la sabiduría, que han sabido superar y trascender sus propias limitaciones.

Sin el testimonio escrito de Buda, Jesús, Milarepa, Osho y muchos otros de quienes estamos distanciados por el tiempo y el espacio, mucha gente no habría hallado su propio sendero de esclarecimiento e iluminación personal. La palabra escrita, convertida en biblioterapia, trasciende géneros literarios, barreras idiomáticas, contextos sociales y culturales.

A través de la biblioterapia ingresamos a una dimensión de la cual casi siempre salimos reconfortados al encontrar respuestas sanadoras y sapienciales. Se convierte la lectura en una actividad de meditación, de reposada comunión con el Poder Superior, que nos calma, nos sosiega, y nos ubica en la maravilla de experimentar el tiempo presente. Podemos pasar horas cautivados por la magia de un texto inspirador, momentos indelebles en que elevamos nuestro nivel de pensamiento y conciencia a alturas inéditas, insospechadas.

El extraordinario escritor argentino Jorge Luis Borges exclama en su relato "La Escritura del Dios": "Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o sentir". Y añadimos nosotros: qué dicha la del lector que supera añejos problemas psicológicos, afectivos y emocionales, que acaso creía irresolubles. En ese tránsito sanador, cada libro se transforma en un aporte que vindica los aspectos más enaltecedores de la condición humana.

Lista de grandes libros que transforman vidas

Los autores de este artículo no pretenden hacer una exhaustiva lista de tesoros bibliográficos o espirituales. No obstante, los libros que se citan a continuación les ayudaron a sortear difíciles coyunturas de la vida y a crecer en sanación, conciencia y sabiduría:


2 Comentarios en "Biblioterapia: características de la lectura de autoayuda"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Laura Lopez ...

Lo primero que quiero compartir es la total conviccion de que los libros nos permiten grandes transformaciones, y los otro tiene que ver con la vanidad de ver que tengo varios de estos libros leidos.Ya anoto los que no para buscarlos.Gracias

0

13 de jun, 2011 - 01:02:42

soy una persona interesada en el ...

Favor de enviarme algún material sobre estos temas, estoy interesada en realizar un estudio en niños enfermos de cáncer, soy médica pediatra, mi nombre es Raquel Cifuentes

2

22 de nov, 2012 - 05:17:53

Escribe tu comentario en "Biblioterapia: características de la lectura de autoayuda"

Comenta en Google+