Soluciona tus problemas mientras duermes

Control de los sueños para la resolución de problemas

Con el control mental se aprende a crear deliberadamente, sueños que sirven para resolver problemas específicos. Si bien esto limita la espontaneidad de la experiencia con los sueños, se obtiene la libertad de un mayor control sobre nuestra vida. Si practicas el Control de los Sueños, descubrirás con el tiempo uno de los recursos más valiosos, que te ofrece la mente.

Portada del libro El método Silva de control mental A diferencia del psicoanálisis que se ocupa de interpretar los sueños que llegan en forma espontánea, el control mental se concentra en crear deliberadamente sueños que sirvan para resolver problemas específicos.

El tema de estos es programado con anticipación y su interpretación es diferente a la que haría el psicoanálisis. Cuando se interpreta un sueño preprogramado se descubren soluciones a problemas cotidianos.

Los pasos para el Control de los Sueños son tres e implican estar a nivel mental alfa, propio para la meditación:
  1. En primer lugar, necesitas recordar tus sueños. Es bien sabido que miles de personas a lo largo de la historia, han recibido información en sus sueños, cuando se encontraban en momentos cruciales de su vida.
    Freud decía que el sueño crea condiciones favorables para la telepatía. Silva va más allá y piensa que el sueño crea condiciones favorables, para recibir información de lo que el llama Inteligencia Suprema y que en cierto modo se podría asociar, a lo que otros llaman, inconsciente colectivo. A partir de esta creencia ideó un método para acceder a dicha información.
    Si eres de los que no recuerdan sus sueños, puedes programarte a nivel alfa para recordarlos y confiar en el efecto acumulativo que esta programación tendrá.
    Mientras meditas antes de dormir, di a tí mismo que quieres recordar un sueño, asegúrate que vas a recordarlo y duérmete con papel y lápiz a tu alcance.
    Cuando despiertes, por la noche o a la mañana siguiente, escribe lo que recuerdes de un sueño.
    Practica esto todas las noches y poco a poco tu recuerdo será más claro y completo. Cuando hayas desarrollado tu habilidad para recordarlos podrás pasar al segundo paso.
  2. Mientras meditas antes de dormir, repasa un problema que se pueda resolver por medio de información o consejos. Asegúrate de que verdaderamente te interesa resolverlo. Ahora prográmate a tí mismo diciéndote que quieres tener un sueño que contenga información para resolver el problema que tienes en mente. Asegúrate que vas a tenerlo, vas a recordarlo y lo vas a comprender.
  3. Cuando despiertes, por la noche o a la mañana siguiente, reconstruye el sueño que recuerdas en forma más vivida y busca su significado.
    Sólo tú puedes interpretar los sueños que decides tener. Con una autoprogramación anticipada y ordenada para comprender tus sueños, tendrás una "corazonada" en cuanto a su significado. Con la práctica, cada vez confiarás más en esas corazonadas programadas.
Fuente de la imagen: Portada del libro El método Silva de control mental

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Hebe Bravo


Apasionada de la comunicacion y las artes plásticas. Puede abordar cualquier tema, aunque su fuerte son las Manualidades.

Sígueme en Google+


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Soluciona tus problemas mientras duermes"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://crecimiento-personal.innatia.com/c-curso-control-mental/a-soluciona-problemas-dormi.html