Los mejores tips y trucos para mejorar tu imagen ante tus jefes

Cómo impresionar a tu jefe

Conseguir un trabajo no es fácil, generalmente lleva mucha búsqueda y decepciones, pero una vez que te llaman sigue un desafío más difícil: conocer a tu jefe. Pero esto no termina aquí, la relación con el siempre debe ser perfecta. Conoce los mejores trucos para relacionarte con tus jefes.

Tener trabajo es una bendición pero muchas veces el desafío no son las tareas que se te asignen, sino sobrevivir al ambiente laboral. Puedes llevarte mejor o peor con tus compañeros, es imposible caerle bien a todos. Pero si hay alguien con quien debes llevar una relación cordial pero al mismo tiempo algo distante es con tu jefe.

Mostrarte como un empleado leal, seguro y a quien se le puede delegar tareas es sólo el comienzo. La relación con tu jefe debe ser buena, ya que es tu superior y de él depende la seguridad en tu puesto de trabajo y las posibilidades de avanzar en tu vida profesional.

Consejos para ser bien considerado por tus superiores

  1. Enfócate en sus expectativas. Esto es lo más importante, saber leer a tu jefe. Hay algunos que son muy serios y prefieren mantener distancia, mientas que otros están muy cerca de sus trabajadores. Una vez que comprendas que tipo de jefe es podrás comenzar a relacionarte más con él, guiándote por sus necesidades y también por la idea que tiene sobre ti. De esto podrás darte cuanto por cómo te habla y que tareas te asigna.
  2. Se tú mismo. No, no debes conversar con tu jefe como lo haces con tus amigos, pero ellos también son humanos por más exigentes y fríos que parezcan. Debes ser respetuoso y apegarte a las normas del espacio laboral, pero sin dejar de ser tú mismo. Las empresas buscan personas con personalidad y capaces de resolver por sí mismos cuestiones.
  3. Comunícate con tu jefe. No es la idea de que cada 5 minutos vayas a su oficina, pero si tienes dudas que debas consultar con el no tengas miedo, esto demuestra que estás interesado en hacer bien tu trabajo. Una comunicación eficaz, lleva a tener una relación más cercana con tu jefe, así podrás ganar su confianza. Verás que con el tiempo el comenzará a delegarte tareas más importantes y se sentirá seguro de tener un empleado de mano derecha.
  4. Mantente positivo. Como en la vida en general, la gente negativa no sirve de mucho y en este entorno donde el trabajo y el dinero es lo más importante mucho menos. Mantén tu mente en positivo y contagia a tus compañeros de trabajo. Un equipo feliz y encarrilado hará feliz a tu jefe.
  5. Trabaja en equipo. Esto depende del trabajo en el que estés, pero en casi todos trabajar en equipo es fundamental. Recuerda, cada persona hace lo suyo, pero cuando uno gana, todos ganan. Este pensamiento es la base de muchos empleos actualmente, por lo que se realizan jornadas especiales de grupo, festejos y otros para mejorar la comunicación.
  6. Mantente actualizado. No hace falta decir que la tecnología avanza a pasos agigantados y tú puedes ser el pionero de tu empleo en mostrarlos. Mantenerte al día con los programas que manejas y los dispositivos te hará un trabajador más eficiente y quien te dice que no puedas cambiar el rumbo de la empresa por esta iniciativa.
  7. Se una persona flexible. El cambio es lo que rige la sociedad actualmente, nada se mantiene mucho tiempo y en muchos empleos pasa lo mismo. Muéstrate siempre dispuesto y seguro.
  8. Aprende a escuchar. Tu dueño no siempre tendrá palabras bonitas para decirte, todos nos podemos equivocar, pero el truco está en aprender a escuchar y aprender. Si cometiste un error escucha lo que tu jefe o compañeros tienen para decirte. Es mucho más valorable quien se equivoca y lo resuelve que el que nunca se equivoca pero cuando lo hace no escucha a nadie.
  9. Piensa antes de hablar. La relación con tu jefe no siempre será un cuento de hadas pero antes de decir algo de lo que te puedes arrepentir piénsalo no una, sino 10 veces, una palabra fuera de lugar puede valerte tu puesto de trabajo o transformar tu rutina en un infierno. Busca palabras adecuadas para expresarte o mejor no digas nada.
  10. Nunca hables mal de tus jefes. Nunca jamás lo hagas. En realidad no debes hablar mal de nadie del trabajo porque podría arruinar la convivencia. Recuerda que nunca se sabe bien con quien estás trabajando y hasta la persona más confiable podría defraudarte. Actualmente con la posibilidad de grabar todo lo que sucede con el móvil este problema se agranda. Mejor mantener la boca cerrada y decir lo que tengas para decir, siempre y cuando sea bueno.

Estos 10 trucos te serán de mucha ayuda junto con lo más básico: ser respetuoso, responsable, puntual, motivado, confiable y resolutivo. Evita entablar relaciones demasiado personales con tu jefe, intenta mantener al margen la relación laboral. Una relación de amistad o amorosa podría traer problemas a futuro.

Qué más debes saber sobre el entorno laboral

  • Cómo ser un buen jefe. Estar del otro lado tampoco es fácil. La tarea de un jefe puede ser muy complicada y tú también lidias con la relación con los empleados. Mantener tu compañía estable, ser comunicativo y mantener actitud de líder son sólo 3 tips que debes tener en cuenta.
  • Cuáles son las claves para comunicación laboral. Conectar con tus emociones, la de los demás, hablar y comprender la situación del otro es esencial para mantener una relación laboral estable con tus compañeros.
  • Cómo lidiar con la insatisfacción laboral. Sentirse estancado y sin salida en el trabajo lamentablemente es algo muy común, a veces cambiar de trabajo e independizarte puede ser lo que necesitas para sentirte completo como persona y al mismo tiempo mantenerte económicamente.

¿Te sirvieron estos trucos para impresionar a tu jefe?

Si

4/2

No

0/1

No lo sé

0/1

¿Qué otro truco agregarías?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Los mejores tips y trucos para mejorar tu imagen ante tus jefes"

Comenta en Google+