El mundo del trabajador nocturno

Los trasnochadores

¿Se ha puesto a pensar cuantas personas trabajan mientras usted esta durmiendo cómodamente en su cama? La lista sin lugar a dudas es bastante larga. Este artículo esta dedicado a todos esos hombres y mujeres valientes que por las circunstancias de la vida tienen que trabajar de noche.

¡Me consume la nostalgia cuando salgo de mi casa, siento un escalofrio que recorre mi espalda y en mi cabeza existe un vacío! Al regresar por la mañana no puedo empezar a descansar cuando la vida comienza…

Este artículo esta dedicado a todos esos hombres y mujeres valientes que por las circunstancias de la vida tienen que trabajar de noche.

¿Se ha puesto a pensar cuantas personas trabajan mientras usted esta durmiendo cómodamente en su cama? La lista sin lugar a dudas es bastante larga.

Mientras me desempeñaba como locutor de Radio, allá por el año 1993, realizando el programa "Noche de trasnoche" termine de conocer un mundo especial y sacrificado que es el de "los trasnochadores" (también trabaje 12 años haciendo turnos rotativos en una empresa). Este trabajo de locutor lo tome por accidente, para poder realizar y financiar mis estudios de comunicador social durante el día.

Este oficio de locutor me permitió conocer este otro mundo el de los noctámbulos o trasnochadores. Recuerdo que los auditores me llamaban para enviarse saludos cordiales unos a otros y a sus respectivas familias estos eran entre otros: guardias, policías, personal de centros penitenciarios, detectives, los que me escuchaban en las empresas mientras producían, taxistas, clínicas, restaurantes, hospitales, barcos pesqueros… en realidad la lista era muy extensa, también incluía a estudiantes algún solitario o solitaria y nunca faltaba el enfermo que al no poder dormir, quería desahogarse contándome sus penas (dicho sea de paso este ha sido uno de los trabajos que me ayudo mucho a enriquecerme como persona).

Recuerdo dos llamados que me impactaron mucho: el de un policía que tenía mucho miedo aquella noche y el de un guardia que llorando me contó que su esposa lo había engañado con otro hombre, por culpa de su trabajo.

Estos son sólo algunos de los problemas a los que se enfrentan los trasnochadores también están el insomnio, irritabilidad, angustia, depresión, trastornos digestivos, ataques de pánico, enfermedades cardiovasculares por un estrés crónico, unido a adicciones a tranquilizantes, excitantes o alcohol y tabaco. La causa principal de los trastornos es que el descanso diurno es "poco reparador", ya que durante el día los parámetros biológicos tienen unas constantes naturales diferentes a las de la noche, en que el organismo se prepara para descansar. Los ritmos biológicos naturales y saludables coinciden con el día y la noche. Estos trastornos implican la astenia física y psíquica, ello conlleva "dificultad para hacer esfuerzos y sensación de cabeza vacía", así como "irritabilidad, intolerancia a las pequeñas agresiones del medio y alteración de las relaciones entre los compañeros de trabajo y la familia".

"Los trabajadores de edades más avanzadas que el resto son más vulnerables a los trastornos y tienen más riesgo de envejecimiento prematuro y aumento de la morbilidad", ya que cada ser humano tiene una mayor o menor adaptación a estos horarios.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "El mundo del trabajador nocturno"

Comenta en Google+