Pónte en marcha ya

Cómo entrar en acción de una vez por todas

La acción es fundamental para que logres tus metas. Sin acción no hay resultados, y aunque una buena planificación es muy importante, si te pierdes en ella olvidándote de la acción, jamás lograrás tus objetivos. Observo que muchas personas se pierden en el pensamiento positivo y creen que no hay que hacer nada más que quedarse esperando. Pensar en positivo está muy bien, pero a la vez hay que alinearse con las metas y colocarse estratégicamente para que ocurra lo que quieres, y esto requiere de tu acción.

Si a pesar de tenerlo claro, sigues haciendo miles de planes que no quedan en nada, continúa leyendo, ya que te traigo cuatro pautas que te ayudarán a que cambies esto.

  1. Ten claros tus objetivos

    Si no tienes claras tus metas, es muy fácil que te desvíes continuamente. No tiene nada de malo cambiar de metas, ya que a veces en el camino es cuando te das cuenta de que lo que quieres es otra cosa, pero si esto se repite continuamente sin que llegues jamás a ninguna parte, hay algo que falla.

    Es indispensable que la meta que tengas sea bastante concreta. No valen cosas como ser rica, ser feliz, que mi negocio tenga éxito. Tu meta tiene que responder a qué, cómo, cuándo y cuánto. Si puedes responder de forma concreta a esas preguntas, ya tienes una meta clara.

  2. Las circunstancias no tienen que ser perfectas

    Hay veces que no entras en acción, porque estás esperando las circunstancias adecuadas ¿te suena eso?

    Las circunstancias perfectas, puede que nunca se den, por lo que parte de tu acción será crear las mismas, o prepararte para tomar la oportunidad cuando esta llegue.

    La inacción nunca te llevará a ninguna parte. Puede incluso que pasen oportunidades, pero por no haber estado preparada iniciando algo, ni las veas, ni estés en situación de alcanzarlas.

  3. Concédete la oportunidad de equivocarte

    Que el miedo a equivocarte no te paralice. Necesitas meter la pata para aprender y mejorar tus habilidades. Sin errores no hay avance ni aprendizaje.

    Equivócate en pos de tus objetivos. El peor error es no hacer nada renunciando a tus sueños por miedo a equivocarte.

  4. Prepárate un plan de acción con el que disfrutes

    Si el plan de acción es muy complicado de llevar para ti, también te vas a paralizar. Procura diseñar un plan que te genere la inercia necesaria para llevarlo a cabo todos los días e incluso que disfrutes con el mismo.

    Si eres feliz simplemente trabajando para tu meta sin necesitar alcanzarla para sentirte bien, llegarás mucho más rápido y además te generará más acción.

Ten presentes estas cuatro pautas, y ponte a caminar “ya” en la senda hacia tus metas.


1 Comentario en "Pónte en marcha ya"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

francis ...

Me es útil en la medida que me ofrece pautas para ponerme a actuar claras y sencillas...y realistas.

0

18 de sep, 2012 - 10:02:32

Escribe tu comentario en "Pónte en marcha ya"

Comenta en Google+