Autoconciencia

Inteligencia emocional: la autoconciencia

La Inteligencia Emocional comienza con la autoconciencia. El término conciencia se usa para distinguir, entre las funciones mentales, las características que se refieren tanto al llamado estado de conciencia...

Mucho se ha discutido de los beneficios de la inteligencia emocional pero no se ha concretado un esfuerzo por explicarla, difundirla y aplicarla en todos los sectores de la sociedad que van desde las Empresas Privadas hasta llegar a la familia. La Inteligencia Emocional es un término acuñado por dos psicólogos de la Universidad de Yale en Estados Unidos , ellos son Peter Salovey y John Mayer., pero quien se encargo de difundida mundialmente fue el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman, se puede definir como la capacidad de: sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos propios y ajenos.

La Inteligencia Emocional comienza con la autoconciencia. El término conciencia se usa para distinguir, entre las funciones mentales, las características que se refieren tanto al llamado estado de conciencia, o para designar los procesos internos del hombre de los que es posible adquirir conciencia, y es en este último sentido que se utiliza el término autoconciencia. En el primer caso, la conciencia es vigilancia o estado de alerta y coincide con la participación del individuo en los acontecimientos del ambiente que le rodea, sin embargo, la autoconciencia no es una función tan simple y directa como pudiera parecer a primera vista, y menos respecto a nuestras emociones. Si digo, por ejemplo, que estoy molesta, tal vez lo esté, pero podría ser también que esté equivocada, debido a que en realidad tenga miedo, esté celosa, o que sienta ambas cosas.

Cotidianamente debe mantener activada la Atención Consciente para poder dar respuesta a la siguiente pregunta ¿Cómo hago para tener una conciencia exacta de lo que me está ocurriendo (en el cuerpo) y qué estoy sintiendo (en la mente)? A esta pregunta responde el principio de la autoconciencia, primer paso de la Inteligencia Emocional, porque ésta sólo se da cuando la información afectiva entra en el sistema perceptivo.

Por ejemplo, para poder controlar nuestra agresividad debemos ser conscientes de cuál es el factor desencadenante, y cuál es el proceso por el que surge tan poderosa emoción; sólo entonces podrá aprender a calmarla y a utilizarla de forma adecuada. Para evitar el desánimo y motivarse, debe ser consciente de la razón por la que permite que ciertos hechos o las afirmaciones negativas afecten su estado anímico.

Para ayudar a otros a ayudarse a sí mismos, debe ser consciente de su implicación emocional en la relación porque la clave de la autoconciencia está en SABER SINTONIZAR con cuantiosa información sus: sensaciones, sentimientos, valoraciones, intenciones y acciones de que dispones sobre tu persona. Esta información te ayudara a comprender cómo respondes, como te comportas, comunicas y funcionas en diversas situaciones. Al procesamiento de toda esta información es a lo que llamamos autoconsciencia. Un alto grado de autoconciencia puede ayudarnos en todas las áreas de la vida, y especialmente en la enseñanza, en el trabajo, en la comunidad, en la universidad, en el estudio y el aprendizaje.

Debes tener presente que contiguo con las emociones aparecen manifestaciones físicas como respirar con dificultad, transpirar copiosamente, subida de la tensión, fatiga o cansancio. Y también hay manifestaciones cognitivas como las emociones angustiantes, como una falta de concentración, conducta motriz lenta, conducta física desacelerada, congelación o desbordamiento y bloqueo de los procesos del pensamiento, tales como el olvido o la confusión. Por todo lo antes expuesto, una herramienta clave de la autoconciencia es la cognición del propio cuerpo y de sus señales de exaltación. Tiene que llegar a ser capaz de describir su cuerpo y su mente con vívido detalle, incluida la respiración, la transpiración, el desasosiego, la falta de concentración, los pensamientos inquietantes, el contenido de esos pensamientos ya sea en el caso de miedo, angustia, alegría, nostalgia, , preocupación y peligros específicos que promueven esos estados anímicos.

Llego el Momento de activar la ATENCIÓN CONSCIENTE y empezar a mirar las manifestaciones exteriores de exaltación interior como algo absolutamente natural y común. Comprender que no matan, y saber positivamente que la conciencia les va quitando el poder a esas señales. Si una persona tiene poca autoconciencia o conocimiento de sí misma, ignorará sus propias debilidades y carecerá de la seguridad que brinda el tener una evaluación correcta de las propias fuerzas.

Las personas que tienen autoconciencia también pueden ser capaces de energizar a los demás, de comprometerse y confiar en quienes desarrollan una tarea con ellos. En este articulo desarrolle el primer eslabón de la Inteligencia Emocional, el próximo eslabón es La Motivación que tratare la semana próxima. Te invito a que reflexiones del tema planteado, si tienes una duda no dudes en hacérmela llegar. QUIERO QUE DEJEN FLUIR TODA ESTA INFORMACION, Y FORMEN SU PROPIO CRITERIO.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Elsy Mata


Fundación Armonía Global


2 Comentarios en "Autoconciencia"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

¡Cargando los comentarios!
jorge

gracias muy bien explicado.

jorge vaquero

mucho, en mi actividad laboral, me permite a controlar mis emociones enfocándome en mejorar y actual con conciencia y ética, y ver de otra manera a las personas que están a mi alrededor. gracias. seguiré leyendo un poco mas referente a la inteligencia emocional


Escribe tu comentario en "Autoconciencia"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://crecimiento-personal.innatia.com/c-inteligencia-emocional/a-autoconciencia.html