¿Puede sobrecargarse el cerebro?

El cerebro sufre si volcamos sobre él demasiadas funciones de control.

El autocontrol desgasta el cerebro. Las áreas principales del cerebro tienen una o más funciones. Se sometió a un grupo de estudiantes a una prueba en la que la mitad tenía que controlar sus emociones.

Experimentos recientes sobre grupos de estudiantes han revelado que el cerebro sufre si volcamos sobre él demasiadas funciones de control. El tan conocido concepto del autocontrol emocional, principio básico de no pocas disciplinas de meditación trascendental, parece mostrar ciertos límites en su aplicación.

Qué duda cabe que saber regular y modular las emociones es una noble meta que, lograda en menor o mayor medida contribuye a mejorar nuestro bienestar emocional reduciendo los eventuales daños que dichas emociones pudieran producir de ser liberadas de forma descontrolada. Sin embargo cabe señalar que, como todo en la vida, en la mesura está la virtud y, en este caso, parece confirmarse que llevar ciertas disciplinas al extremo puede volverse en contra de quien las practica.

En este concepto ha profundizado un experimento llevado a cabo recientemente por un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto sobre un grupo de estudiantes universitarios. Dicho experimento consistió, en su primera fase, en el visionado, por parte de estos estudiantes, de una película de temática y contenido altamente estresante y agobiante, que precisaba una buena dosis de autocontrol emocional. A la mitad de estos estudiantes se les pidió que intentaran no mostrar emoción alguna al ver le película; al resto, simplemente que prestaran la máxima atención posible.

La segunda parte del experimento consistía en un test psicológico conocido como el "Efecto Stroop", en el que se presentaba ante los estudiantes las palabras "rojo" y "verde" escritas en color rojo y color verde.

A unos y a otros –a los que habían controlado sus emociones y a los que sólo habían prestado máxima atención durante el visionado de la película- se les pidió que dijeran en qué color estaban escritas estas dos palabras (independientemente de su significado).

El resultado fue muy revelador: los que habían ejercido mayor control de sus emociones presentaban un mayor nivel de fallo que los que habían prestado atención, lo que llevó a los científicos a concluir que el autocontrol produce –evidentemente, llevado a ciertos extremos- un mayor desgaste mental.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Puede sobrecargarse el cerebro?"

Comenta en Google+