Todo sobre la fobia a la sangre (hemofobia) y cómo superarla

Miedos y fobias frecuentes

Aprende en el siguiente artículo qué es hemofobia y qué terapias naturales existen para tratar una de las fobias más comunes del mundo, la fobia a la sangre.

Todos tenemos un amigo o amiga que siente impresión a ver aunque sea una gota de sangre. Se trata de una situación muy común pero que en algunos casos puede ser extrema.

La fobia a ver sangre es real y en muchos casos puede causar el desmayo de la persona que la sufre. Conoce en el siguiente artículo cómo se llama la fobia a la sangre y qué puedes hacer para tratarla.

Qué es la hemofobia o hematofobia

El término hemofobia o hematofobia proviene del griego: "hema" sangre y "phobos" miedo. El significado de hematofobia refiere al miedo a ver sangre pero también a sufrir heridas.

Las personas con hemofobia sufren desequilibrios al estar en presencia de sangre o al sufrir heridas. Tienen miedo a cortarse o por ejemplo a las jeringas.

Una persona con hemofobia puede sufrir diversos problemas al estar en presencia de sangre: aumento de latido cardíaco, aumento de presión arterial, mareos, vértigos, náuseas, sudores y hasta en ocasiones el desmayo.

Muchas de estas personas no toleran ni siquiera los relatos en donde haya sangre, lastimaduras o heridas.

La hemofobia se diferencia de otras fobias por una particularidad y es que las personas que la experimentan tienen una respuesta bifásica. Esto significa que cuando el organismo ve o piensa algo relacionado a la sangre responde en dos tiempos:

  • Primer fase: a consecuencia del susto y la impresión comienza a sentirse un alto nivel de ansiedad y aumenta el ritmo cardiaco y la presión arterial.
  • Segunda fase:se siente falta de fuerza, el riego sanguíneo disminuye y sucede el desmayo.

Cómo superar la fobia a la sangre

Si quieres saber cómo perder el miedo a la sangre, a continuación te comparto una técnica que se llama "técnica de tensión aplicada" que puedes aplicar cuando sientas miedo a la sangre y la respuesta a esta fobia se apodere de ti:

Toma asiento

Es lo primero que debes hacer para evitar golpes en caso de desmayo. Siéntate en el suelo, en lo posible.

Aprieta los puños

Aprieta los puños como si tuvieras algo dentro de las manos y quisieras hacerlo desaparecer. Has esto durante 15 segundos.

Relaja

Relaja los músculos de a poco y durante unos 20 segundos.

Aprieta las piernas

Haz toda la fuerza que puedas con la planta del pie contra el suelo. Aprieta las rodillas entre sì.

Vuelve a relajar

Afloja las piernas y permanece de este modo durante 20 segundos.

Contrae todos los músculos

Ahora contrae todos los músculos que has utilizado hasta ahora pero al mismo tiempo.

Relaja todo el cuerpo

Ahora si haz una relajación profunda, acompañada con respiraciones profundas. En unos minutos te sentirás mejor.

mujer

Terapias naturales para la fobia a la sangre

Además de la técnica que acabas de aprender en este artículo, a continuación te compartiré tres terapias efectivas y 100% naturales para tratar la fobia a la sangre:

  • Hipnoterapia para las fobias: la hipnosis ha demostrado ser muy efectiva para tratar trastornos de ansiedad, adicciones y también fobias. Descubre todo lo que tienes que saber sobre la hipnosis para tratarte naturalmente de hematofobia.
  • Biodescodificación para las fobias: esta terapia busca en las emociones, las raíces de todos los problemas físico y psicológicos. Según postula esta terapia, detrás de cada afección, existe una emoción oculta que desencadena el desequilibrio.
  • Ejercicios para vencer el miedo: además de las terapias, existen simples ejercicios que puedes poner en práctica tu mismo, para mejorar día a día tu problema.

¿Sueles sentir miedo a la sangre?

Sí. Sufro hemofobia

5

Me causa impresión pero no tanta.

0

No. No sufro hemofobia.

0

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Todo sobre la fobia a la sangre (hemofobia) y cómo superarla"

Comenta en Google+