La inteligencia social según Goleman

El autor del best seller La inteligencia emocional, Daniel Goleman, cuyas teorías no fueron inicialmente aceptadas por alguna escuela de psicología a pesar de ser un serio investigador y profesor de la Universidad de Harvard, ha profundizado el tema ...

David Goleman es considerado el auténtico padre de la inteligencia emocional. Aún así, sus primeros postulados obtuvieron numerosas críticas, nada más ver la luz, pero con el tiempo, han terminado imponiéndose como base de la nueva forma de entender las relaciones interpersonales.

El término "inteligencia emocional" no fue acuñado por David Goleman, sino por Edgard Thordinke, allá por la década de los 20. Sin embargo, fue él quien, a partir de fundamentos biológicos y neurológicos, sentó las bases de la nueva forma de entender las reacciones del individuo en interrelación con su entorno.

El nuevo libro de Goleman, "La inteligencia social", promete resultar tan revolucionario como el primero, ya que si aquél se centraba en las reacciones del individuo ante los estímulos externos, en esta ocasión se analiza la comunicación entre dos cerebros y las reacciones que dicha comunicación provoca. Goleman sostiene la importancia que tiene el componente emocional en el mismo hecho comunicativo, como una carga extra incluida no sólo en el mensaje, sino en todo el bagaje sentimental con que el emisor envuelve al mensaje. En resumidas cuentas, el contenido del mensaje puede cobrar un sentido bien diferente dependiendo del tono, la intención y los gestos con los que se emita y, por tanto, su interpretación puede ser absolutamente distinta a la que pretende el mismo emisor.

Por otro lado, en este complejo entramado interviene igualmente la carga emocional del receptor en el momento de establecerse la comunicación e incluso después, pudiendo modificar incluso el contenido y significado del propio mensaje.

De este modo, ni el contenido ni la forma lograrán ser iguales ni tendrán una carga emocional igual –de hecho no podrá ser ni remotamente similar- en dos momentos, dos lugares, o dos emisores y/o receptores diferentes.

La novedad reside en que algo tan simple y tan sabido como la influencia del componente emocional en toda comunicación no había sido aún contrastado desde fundamentos científicos. Goleman demuestra haberlo conseguido en su nuevo libro.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "La inteligencia social según Goleman"

Comenta en Google+